Wikipedia: “Masterización es un término que proviene de master, en inglés, que hace referencia al producto final, del cual han de obtenerse las copias y puede interpretarse como “producir un master”. Como tal, aunque ha evolucionado, es un concepto que ha estado ligado a la historia del registro sonoro. “

1. Realiza tu master en un CD o DVD virgen de calidad:

Aunque sea  un poco más caro, utiliza un disco de calidad que te garantizará buenos resultados y pocas sorpresas ya que utilizan un mayor grado de tinte orgánico con menos impurezas. Un CD-R de mala calidad, o una grabadora en mal estado puede provocar que rechacemos tu máster por errores de lectura, con el coste en nuevos portes a fábrica y retrasos que esto implica.

2. Usa discos CD-R en lugar de CD-RW:

En general, los discos CD o DVD regrabables no se recomiendan para el uso como master. Esto es porque los discos regrabables pueden encontrar errores de lectura en ciertos tipos de unidades y grabadoras que reconocen completamente. Cuando esto sucede, el lector destecta el master como "abierto" y cancela la masterización. 

3. Selecciona una adecuada velocidad de grabación:

La mayoría de grabadoras de CD son capaces de grabar discos a una velocidad de 48X o 52X.  Con esto se consigue grabar de forma rápida pero también puede dar lugar a mayores riesgos de errores de escritura (y posterior lectura) del máster. Por esto te recomendamos utilizar una velocidad menor (por ejemplo, 24X) para la grabación de CDs porque al ser  la potencia del láser más baja, la calidad de la grabación tiene más garantías. Por ahorrar unos minutos en la grabación del máster nos arriesgamos a perder más de una semana hasta que el máster nos llega a fábrica y podemos masterizarlo, rechazándolo finalmente por errores de lectura.

4. Selecciona “Disc-At-Once” de CDs de audio:

La mayoría de grabadoras de CD profesional y programas de software tienen la opción de elegir entre Disc-At-Once o Track-At-Once cuando se graba. Disc-At-Once es preferida porque todas las pistas se graban sin detener el láser y se graba el disco de una vez. Con Disc-At-Once, la grabadora de CD crea la pista 1 y hace una pausa, luego comienza la pista dos y así sucesivamente. Esto hace que las pausas entre pistas no sean precisas, o incluso en caso de discos de conciertos en los que el audio es contínuo entre pistas el resultado sería desastroso.

5. No uses un software de escritura de paquetes (packet-writing)  para crear tus masters.

Los sistemas operativos como Windows XP y Mac OS X tienen la capacidad de escribir información en un CD grabable en pequeños fragmentos (o “paquetes”) de datos (packet-writing).  Esto le da la capacidad de escribir archivos individuales en un CD, por ejemplo, al arrastrar y soltar los archivos en el Explorador de Windows, en lugar de tener que escribir una pista o un disco entero de una sola vez. Sin embargo, este tipo de software suele dar algunos problemas:

*Aunque se pueda leer el CD donde se ha grabado, muchas veces dan problemas en otros dispositivos y no se pueden leer.

*Los sistemas de masterización de CD tiene problemas para hacer copias exactas de CDs por escrito de paquetes y los datos tendrán que ser re-masterizados

6. Asegúrate que el disco ha terminado:

A la finalización de un disco se escribe una pequeña sección de información en el disco llamado “Lead Out.” Esto significa que el disco se ha finalizado y no se puede almacenar nuevas pistas. La finalización también significa que el disco está listo para su uso en otros reproductores. ¡NO TE OLVIDES DE ESTE PASO, ES MUY IMPORTANTE!

7. Revisa el master creado:

La prueba del master te ayudará a identificar los pequeños problemas con los discos antes de que se conviertan en grandes problemas. Prueba el CD o DVD en tantas lectores como sea posible como tu pc, equipo de música, reproductor de DVD, consola de videojuegos, equipo de sonido CD, radio del coche, y un reproductor de CD portátil… Si el resultado en alguno de ellos no es el esperado, las réplicas tendrán el mismo problema, y por tanto te expones a reclamaciones de los clientes finales. COPYfer garantiza que los discos replicados serán digitalmente identicos al máster, y puede filtran automáticamente un numero determinado de incompatibilidades en reproductores producidas por un formato incorrecto (provocado por el software del estudio de grabación), pero no todos, el mercado de los reproductores es demasiado amplio como para garantizar que las replicas tendrán una compatibilidad universal en cuanto al contenido. COPYfer garantiza que los discos son fabricados cumpliendo las especificaciones físicas y eléctricas de Phillips/Sony.

8. Guarda los masters en condiciones adecuadas.

Si ya hemos hablado de que hay que cuidar los CD y DVD en general, si además tiene el valor añadido de ser el master de tu proyecto multimedia, hay que seguir estos consejos con más rigor. Recuerda tocar sólo alrededor del borde exterior y el eje central de los discos para evitar dejar huellas y los arañazos. Los discos deben ser almacenados en un lugar fresco y seco, lejos de la luz solar directa, guardando cada máster en su estuche original.

Estos consejos te ayudarán a evitar la mayoría de los problemas asociados con la replicación industrial de Discos Ópticos (CD/DVD/Blu-ray).

Volver